Plan Regulador Comunal: Qué es y cómo afecta a nuestra comuna

¿Qué es y para qué sirve un Plan Regulador Comunal?

Según detalla el Ministerio de Vivienda y Urbanismo (Minvu), se trata de un instrumento de planificación territorial que contiene un conjunto de disposiciones sobre adecuadas condiciones de edificación, y espacios urbanos y de comodidad en la relación funcional entre las zonas habitacionales, de trabajo, equipamiento y esparcimiento. Es decir, el Plan Regulador Comunal (PRC) define qué se puede construir en la comuna, en qué sector es posible llevar a cabo el proyecto y con qué fines puede ser utilizada dicha edificación.

Así, el objetivo de esta planificación es organizar de la mejor forma posible la disposición territorial de la comuna y además, establecer normas y limitaciones en las diversas construcciones del sector. De esta forma, el PRC se transforma en un instrumento que permite evaluar las mejores opciones para el desarrollo de proyectos urbanísticos y a la vez, respeta la calidad de vida de la comunidad.

Un punto importante de esta herramienta, es que se encuentra condicionado no solo por las normas establecidas en la Ley General de Urbanismo y Construcciones, sino también por los lineamientos locales, lo que da paso a una herramienta personalizada y cercana, que toma en cuenta las características y condiciones de la comuna donde se va a aplicar.

¿Por qué es importante?

            Dado que el Plan Regulador Comunal orienta el desarrollo del territorio y permite determinar qué y dónde se puede construir, este afecta directamente a la población residente de la comuna. La densidad y altura máxima de una construcción, la distancia entre un edificio y otro e incluso, la instalación de servicios (farmacias, supermercados, instituciones, centros de salud, etc) son regulados por el PRC.

            Esto quiere decir que cualquier modificación respecto al entorno físico de la comuna debe cumplir con las normativas expuestas en el Plan Regulador Comunal y por lo tanto, es importante que tanto empresas, instituciones y civiles se mantengan informados sobre lo que pueden o no llevar a cabo. Sobre lo anterior, es importante destacar que las actualizaciones o cambios en un Plan Regulador no implican el detenimiento de un proyecto ya en proceso, sino que se dejarán de aprobar las construcciones o modificaciones que incumplan las nuevas normativas.

            Además, el PRC tiene gran relevancia en la mejora de la calidad de vida de la comunidad local, pues mediante este instrumento es posible detectar calles que necesitan mejoras, establecer áreas verdes y de esparcimiento, definir qué actividades-de carácter urbano-se pueden realizar en una casa o local comercial, etc.

¿Cómo y quienes definen el Plan Regulador Comunal?

            Un Plan Regulador Comunal requiere de etapas de estudio, en las que se recopila la información necesaria para plantear posibles modificaciones y posterior a esto, se da la fase de aprobación. Organismos del gobierno realizan una exhaustiva revisión a los detalles del instrumento, para asegurarse que este cumpla con los requerimientos necesarios.

Cabe destacar que en el proceso de elaboración del PRC existe participación democrática, lo que implica un trabajo conjunto del Alcalde, el Concejo Municipal y la propia comunidad.

Infórmate aquí de las fechas de participación ciudadana.